Serie PANELES DE LA SOSTENIBILIDAD - Ernesto Oñate

Vaya al Contenido
Serie
PANELES DE LA SOSTENIBILIDAD
La sostenibilidad ha de sustentarse en todos esos pilares con los que Gilbert Baqer compuso el icono para el movimiento de liberación LGTB,
en un contexto de pacifismo, alegría y amor por la vida, entonces,
y ahora en un sentimiento profundo de esperanza de comprensión.

SUMARIO
VAQUITA MARINA II

A ti que ves, escuchas y sientes.
Es tiempo de ESPERANZA e ILUSIÓN.
Abril 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
164 x 48 x 7 cm
11,6 Kg
6.571,00 €(IVA incl.)
Añadir
MAR MENOR II

A ti que ves, escuchas y sientes.
Es tiempo de empatía con la naturaleza.
Abril 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
188 x 66 x 7 cm
15,7 Kg
4.466,00 €(IVA incl.)
Añadir
LAGO CHAD II

A ti que ves, escuchas y sientes.
Es tiempo de COOPERACIÓN.
Abril 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
188 x 93 x 7 cm
21,3 Kg
4.774,00 €(IVA incl.)
Añadir
LA SELVA DE DAINTREE II

A ti que ves, escuchas y sientes.
Es tiempo de COMPROMISO.
Abril 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
161 x 67 x 7 cm
15,1 Kg
5.983,00 €(IVA incl.)
Añadir
LIDERAZGO II

A adidas, ARMANI...

A ti que ves, escuchas y sientes.
El planeta no quiere renunciar a vosotras,
ni que vosotras seáis causa de renuncia a ninguno de los ecosistemas del planeta.
Es tiempo de CONCIENCIA,
para liderar una globalización armónica y amar la más preciada y bella riqueza,
que es común a todos.
Abril 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
168 x 145 x 7 cm
27,7 Kg
6.074,00 €(IVA incl.)
Añadir
BOSQUE DE EBO II

A ti que ves, escuchas y sientes.
Es tiempo de CUIDAR.
Mayo 2022
Colección PANELES BLANCOS
PIEZA ÚNICA, se construirá para usted.
Madera maciza de Pao Ferro, Palo Rojo y Wengue.
Madera maciza de Sapelli lacada.
Tableros DM lacados.
168 x 145 x 7 cm
27,7 Kg
13.402,00 €(IVA incl.)
Añadir
Conversaciones
sobre arte, comunicación y #conciencia


Cómo los qualia dan lugar al arte
 
“Como ha explicado Peter Wilberg, que es uno de los teóricos cuálicos más dotados y penetrantes, no es que veamos porque tenemos ojos. Los ojos son unos órganos físicos que evolucionaron para satisfacer el deseo de ver de la mente. La mente es lo primero. La mente aspira a conocer la realidad a través de los qualia, que abarcan los cinco sentidos, además de las sensaciones, las imágenes, los sentimientos y los pensamientos de la mente.” (Deepak Chopra).
 
Qualia: son cualidades sensoriales subjetivas que acompañan a nuestra percepción.
 
El amor subyace bajo todos los qualia.
 
Podría buscar, en un almacén de desguace de coches, una yanta de un coche, mítico para mí, como soporte físico, material, de mi obra de arte. Sacarle brillo y colocarle mi firma con rotulador de tinta indeleble. El título de mi obra artística sería: El bucle infinito de la sociedad actual sucumbiendo en su propio auto-consumo a la velocidad de la luz.
 
¡Aunque te emocione, no es arte! Porque la obra no se ha dado a luz desde la emoción que se siente cuando la mano del artista es llevada por la intuición, paso a paso, por un camino de inspiración que embarga cada instante de la creación.
 
En Vaquita Marina, la idea era hacer un llamamiento, a las conciencias, para despertar el deseo de cuidar los mares donde, el frágil equilibrio entre la resiliencia de los hábitats y la intervención de las actividades humanas, ha puesto en peligro de extinción la belleza singular de esta especie, entre otras tantas.
 
Imaginé el escenario, en el que los reflejos del sol, en las crestas de las olas, los vemos descompasados de los ritmos del sonido del mar embravecido.
 
Imaginé el sutil movimiento sinuoso de la Vaquita Marina y el placer que se siente en el instante en que se deja ver asomando su lomo en el movimiento que describe un arco perfecto, bello.
 
Imaginé el dolor del mar, embravecido, bajo la penetrante huella que la mano del hombre que se clava sin consideración, clamando: ¡No me quites la vida!
 
La intuición me fue llevando a encontrar las formas, a dotar de simbolismo a las maderas utilizadas y a dar unidad al conjunto, ideas, formas y texturas, en un cabalgante estímulo creativo en el que solo está presente el gozo del placer de vivir la inspiración.
 
Si algún espectador, al contemplarla, vibra al comprenderla será arte, tendrá lugar el arte.

-   Ernesto Oñate


Consciencia en la dimensión de la escala
 
“El amor no puede permanecer en sí mismo, no tiene sentido; el amor tiene que ponerse en acción.” (La Madre Teresa de Calcuta).
 
Somos conscientes del yo y del tú en una escala humana en la que concebimos el mundo que nos rodea con tres dimensiones: anchura, profundidad y altura; y también somos conscientes del presente, concibiendo el tiempo como una cuarta dimensión.
 
Soy consciente de ser una persona, que experimento el mundo que me rodea y puedo comunicarme con otras personas e incluso con otros seres vivos. En esta escala humana concibo mi cuerpo y mi mente, puesto que pienso. En esta escala experimento emociones y sentimientos, que puedo comunicar a otras personas.
 
En una escala inferior están mis órganos, que incluyen mis cinco sentidos. Puedo ver, oler, tocar, etc., que me permiten percibir el mundo exterior.
 
En una escala inferior están mis células que se renuevan. En esta soy consciente de sensaciones como el bienestar, el placer, el dolor, etc.
 
En otras escalas inferiores están los átomos, las partículas sub atómicas y energía o energías. Soy consciente del calor y del frio.
 
¿Y por encima de la escala humana? La Humanidad. En la escala humana compartimos información sobre nuestras percepciones, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, etc., qualia. La resonancia cuálica es una información de la que no somos conscientes, que compartimos y de la cual podemos deducir experiencias, como pensamientos, actos y conductas, coincidentes a las que les solemos dar causalidad en la casualidad.
 
Sin embargo, el arte es, también, comunicación para la conciencia de la Humanidad. Una conciencia imperceptible desde la consciencia dominada por el ego.
 
Cuando el arte, el mensaje artístico, no nace del ego para luchar contra el mundo o contra otros egos, cuando se torna en cuidador, cuando se desprende de los atributos contestatarios y queda solo en los de bondad, verdad y belleza trasciende de lo humano a la escala de la Humanidad.
-   Ernesto Oñate


El silencio, origen del amor
 
El silencio es el amor quieto, sin forma ni movimiento, es el origen.
 
1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
2 Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. (Génesis 1:1-2).
 
… es un don concedido por el Altísimo en el que la criatura es arrebatada por la plenitud del conocimiento y no queda nada en su entendimiento. Y esta Alma, que se ha convertido en nada, lo tiene todo y por ello no tiene nada, lo quiere todo y no quiere nada, lo sabe todo y no sabe nada. (El espejo de las almas simples, Margarita Perote).
 
El cuerpo es tan solo vacío, el vacío no es más que el cuerpo. El cuerpo está vacío, y el vacío es el cuerpo. Los otros cuatro aspectos de la existencia humana: sentidos, pensamientos, voluntad y conciencia, también están vacíos y el vacío los contiene. (El Sutra del Corazón, Avalokitésvara).
 
Con relación a Él no hay antes, ni después; ni alto ni bajo; ni cerca, ni lejos, ni cómo, ni qué, ni donde, ni estado, ni sucesión de instantes, ni tiempo, ni espacio, ni ser. Él es tal como es. Él es el Único sin necesidad de la Unidad. Él es lo singular sin necesidad de la Singularidad. Él no está compuesto de nombre, ni de denominado, porque Él es el nombre y el denominado. No hay nombre salvo Él. No hay denominado salvo Él. Por ello se dice que Él es el nombre y el denominado. Él es el Primero sin anterioridad. Él es el Último sin posterioridad. Él es Evidente sin exterioridad. Él es Oculto sin interioridad. Porque no hay anterior, ni posterior; no hay exterior, ni interior, sino Él. (Tratado de la unidad, Muhyi-d-din Ibn 'Arabî).
 
El amor subyace en la materia y en la energía, que son amor en movimiento.
 
El silencio, que no es nada, lo es todo al moverse, se hace amor. Todo está hecho de amor y todo tiene origen en el silencio.
 
El movimiento, SER, convierte el silencio en AMOR, que es todo lo que ES.
 
El silencio es el nivel más profundo en la dimensión de las escalas, es la escala más profunda, la escala en el infinito escalar. A continuación todas las escalas son AMOR. Las energías, las materias, los pensamientos, las ideas y las percepciones, están constituidas de amor y todo ES amor desde el silencio.
 
Nada ES que no SEA AMOR. Desde el silencio todo se crea al ponerse en movimiento el amor, consciencia imaginada o imaginación consciente, el silencio que deja de ser silencio para SER AMOR en infinitas expresiones de percepción subjetiva, qualia.
 
Todas las experiencias subjetivas (percepciones, cogniciones y hechos mentales) son qualia. (Tú eres el Universo, Deepak Chopra y Menas Kafatos).
 
Qualia son todas las posibilidades de realidad consciente, imaginada, en que se manifiesta el AMOR.
 
La imaginación es movimiento con origen en el SILENCIO. Al moverse ES AMOR, expresión imaginada.
 
La imaginación es el movimiento que lo crea todo. Todo ES creado con el movimiento de la imaginación, amor que conscientemente percibimos en infinidad de posibilidades de qualia subjetivos.
 
La imaginación consciente se sumerge en el infinito escalar para transformar el silencio en amor, la idea transformadora del mundo que percibimos. La creatividad es la capacidad de imaginar, la capacidad de sumergirse hasta el SILENCIO.
 
El SILENCIO no está dentro de nosotros ni fuera. El dentro y el fuera son qualia. Todo lo que conceptualizamos: el SILENCIO, el AMOR, SER, el espacio, el tiempo, la dimensión escalar, el yo, el tú, la consciencia, las materias, las energías, percepciones, cogniciones y todos los hechos mentales, incluidas la mente y la imaginación, son qualia. Y todos los  qualia se constituyen de una sola cualidad, el AMOR, el movimiento que la imaginación provoca en el SILENCIO.
 
Consciencia:
Es el acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.
Es la capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella.
Es el conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
Es el conocimiento reflexivo de las cosas percibidas.

Conciencia:
Es la actividad mental del propio sujeto que permite sentirse presente en el mundo y en la realidad.
Es el conocimiento de la realidad que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios.
 
La CONCIENCIA es TODO lo imaginado. Mi conciencia y tu conciencia son parte de la CONCIENCIA universal, que no ocupan espacio ni tienen límites en ninguna dimensión. Por tanto, la imaginación crea la CONCIENCIA.
 
TODO lo imaginado es la realidad que conocemos y la hemos imaginado tangible, visible y medible. Nuestros cinco sentidos se han adaptado a la CONCIENCIA, es decir, a lo imaginado. Nuestra mente también se adapta a nuestra imaginación y, por tanto, percibimos y somos conscientes de la realidad contenida en la CONCIENCIA de la humanidad. Las creencias y los paradigmas contenidos en la CONCIENCIA forjan la realidad que experimentamos cada día.
 
Cada individuo es consciente de su propia realidad, contenida en su propia conciencia. Por tanto, la realidad que cada individuo experimenta es el reflejo del espejo de su propia conciencia.
 
El AMOR tiene tres cualidades fundamentales para la imaginación subjetiva, para el resto de qualia, para la CONCIENCIA universal: la verdad, la bondad y la belleza.
 
La imaginación es causa de la CONCIENCIA y la CONCIENCIA es consecuencia de la imaginación.
 
La CONCIENCIA es causa de la realidad compartida, tangible, visible y medible, y la realidad es consecuencia de la CONCIENCIA. Es una realidad, que experimentamos, con origen en la imaginación.
 
26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.
27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. (Génesis 1:26-28).
 
Cada individuo, consciente de su realidad, es una experiencia de la CONCIENCIA, la realidad común, en la cual intervenimos como individuos. Con libre albedrío para imaginar, experimentamos la verdad, la bondad, la belleza y cada uno de sus opuestos, incluidas la falta de amor, las carencias y el miedo.
 
La imaginación es transformadora de la CONCIENCIA. Nuestra propia imaginación es transformadora de nuestra propia conciencia, que, sin límites, forma parte de la conciencia universal. La realidad que experimentamos es consecuencia de nuestras creencias y de nuestros paradigmas, como individuos y como humanidad.
 
Lo que imaginamos, los paradigmas que nos forjamos, modifican nuestros sentimientos. También reaccionamos, con reflejos automáticos, con sentimientos influidos por nuestras percepciones. Y todos estos sentimientos nos conducen a ser lo que sentimos. Nuestros sentimientos, tanto los que provienen de nuestra imaginación como los provenientes de nuestras percepciones, forjan creencias y paradigmas en nuestra conciencia personal como en la conciencia de la humanidad, de la que formamos parte sin límites ni discontinuidad.
 
El fuego, la rueda, la imprenta, la máquina de vapor, la electricidad, la fotografía, la aviación, la Teoría de la Relatividad de Einstein, las múltiples experiencias artísticas del s.XX, hasta llegar internet y todo lo post internet, han ido, sucesivamente, modificando la CONCIENCIA y cambiando el mundo, la realidad, nuestra percepción de la verdad.
 
Los medios de comunicación modifican la realidad, o la mantienen, con la subjetividad de sus noticias, sustentada en su gran poder de comunicación, por su alcance, credibilidad e inmediatez.
 
La literatura, el cine, las series televisivas y la ficción en general, que son arte, intervienen en nuestra imaginación, en nuestras emociones y en nuestros sentimientos. Son sin duda el mayor poder transformador de la realidad.
 
Cuando el artista, creador, conoce esto sabe cuál es su responsabilidad.
 
No mires las fronteras…
La hierba que crece a ambos lados las cubrirá.
Desaparecerán, como desaparece todo lo que no se mira.
¡Mira!, mira la hierba que crece…

-   Ernesto Oñate


El observador de la realidad mutable
 
La teoría cuántica sostiene que el observador de un hecho influye en la manera en que ese hecho es percibido. La física cuántica afirma que las partículas elementales existen a partir de ser observadas. Afirma que, a escala subatómica, en cada experimento sólo podemos captar alguna información del electrón y otras partículas, referente a sus posiciones, movimientos, etc., pero no podemos conocer su esencia; que en cuanto la miras, inevitablemente, se perturba y altera. Concluye que, a esa escala, la realidad es un concepto sutil, que observarla la condiciona, que existe cuando se mira, se crea; es decir, la existencia de la partícula la propicia el observador, por el acto de observar, transformando la realidad.
 
La materia es realidad mutable.
 
El universo es una realidad mutable.
 
La consciencia es la experiencia  de observar la mutabilidad del universo desde una experiencia de mutabilidad.
 
La esencia de la materia la define su forma, es decir, el espacio que ocupa. El concepto de espacio lleva consigo el concepto de desplazamiento y la magnitud de tiempo, que se extrae del concepto de la velocidad de desplazamiento. Por tanto, no hay espacio ni tiempo sin materia; el espacio y el tiempo son consecuencia de la realidad de la materia.
 
La vida, la vitalidad, la observamos unida a la materia pero no es consecuencia de ningún tipo de materia; no surge de ningún tipo de materia.
 
La vida, la vitalidad, es origen de la materia. La vida crea vida y por tanto crea materia, que va unida a la vida.
 
El observador, desde una experiencia de consciencia subjetiva crea la realidad, su experiencia subjetiva, desde su imaginación, desde una imaginación voluntaria o desde una imaginación involuntaria esclava de sus sentimientos.
 
El observador es anterior a la realidad percibida, es anterior a la experiencia consciente, es anterior a la observación. El observador es el que imagina, es el que propicia la realidad subjetiva, es el creador. El observador es independiente de la materia y, por tanto, del espacio y del tiempo. El observador ES, en un eterno ahora e infinito.
 
SER es la experiencia sutil, una fluctuación, del todo, en la nada.
 
La vida es una experiencia del observador, una consciencia independiente del espacio, y de la forma, no ocupa espacio, pero dependiente del tiempo.
 
El mundo es un entramado de consciencias, de innumerables realidades con infinitos grados de vitalidad, donde el observador, inmerso en las dimensiones espacio-tiempo experimenta desde su imaginación, en consciencias separadas.
 
El artista, cada artista, la experiencia artística, es una consciencia para experimentar la imaginación, el origen de todo, el poder de crear; que es un poder que va más allá de la materialidad de la obra artística; es transmisor de pensamiento. El artista es creador de mensajes transformadores, cargados de imaginación.
 
“Cada pensamiento tiene sus consecuencias. Y cada experiencia tiene tras de sí un pensamiento que la provoca. Los pensamientos son cosas, y todas las cosas que a uno le pasan en la vida van precedidas de un pensamiento.” (Los pensamientos son cosas, Ernest Holmes).
 
“Todo lugar que pise la planta de vuestro pie será vuestro.” (Deuteronomio 11:24).
 
El observador, cuando sabe que es el observador, cuando se sabe liberado de las emociones y los sentimientos que secuestran la voluntad, está presente y puede vivir de delante hacia atrás: imagina su deseo y sabe que al imaginarlo ya es, ya está creado, se ve y se siente en lo deseado; para él ese es el presente; a continuación vive la experiencia de cómo se hizo realidad el deseo y, con plena seguridad, se dedica a observar cada uno de los acontecimientos, de las casualidades, de las sincronías, de los milagros, que obran, que suceden, que materializan, el deseo imaginado.
 
Cuando compras un billete de tren y subes al tren ya no tienes nada que hacer, ya nada ha de preocuparte para recorrer el trayecto; eres un observador que ves por la ventanilla pasar el paisaje, que observa las distintas estaciones por donde pasa y a los demás pasajeros que suben y bajan en esas estaciones; sabes cuál es tu estación de destino y que después de todas las vivencias del trayecto estás en tu destino.
 
El artista, durante la ejecución de la obra se conmueve con cada idea inspirada que va transformando la obra, sabiendo que esas ideas quedan contenidas en la obra para emocionar a cada espectador sensibilizado con el tema que trata.
 
La espiritualidad consiste en observar como los acontecimientos fluyen hasta que se materializan los deseos imaginados.
 
La espiritualidad del artista consiste en el deleite en el flujo creativo, observando como la obra se materializa al dictado de la inspiración, imaginando sin más guion que la intuición.

-   Ernesto Oñate


El propósito
 
Cada célula de nuestro organismo nace, y vive, con un propósito particular, desarrollar una función concreta en un órgano y, a la vez, ser parte de un cuerpo sano, que crece y se desarrolla.
 
Este es el propósito de la vida.
 
Propósito:
Es el ánimo o intención de hacer o de no hacer algo.
Es el objetivo que se pretende conseguir.
 
El propósito es eso que gusta hacer, eso para lo que no cuenta el tiempo ni el esfuerzo, que divierte y anima a dedicar los pensamientos en todo momento.
 
El propósito es eso a lo que la intuición empuja, eso por lo que no hay miedo porque llena de amor, eso que, cuando se está haciendo, entusiasma y uno se siente inspirado. Es eso para lo que llega la inspiración en cualquier momento.
 
Cualquier célula de nuestro cuerpo no desarrolla su función porque sea su obligación, simplemente, es su propósito.
 
Estaremos equivocados si confundimos el significado, el valor, el alcance y la verdad del propósito con derechos y deberes. Sí, tenemos un propósito que es personal y otro que es con nuestro entorno, con nuestra sociedad, con la humanidad y con el planeta en su conjunto.
 
Convertirse en el propio líder consiste en liderar los propósitos propios, con libertad para saber que todo lo que dicta el alma son propósitos propios. Encontrar tu propósito no consiste en responder a un planteamiento de que hacer para ganar más dinero para hacer lo que te gusta; consiste en hacer eso que te pide tu alma.
 
Colaborar y cuidar no son obligaciones, son propósitos del alma. El sentido de pertenencia a un entorno y a una sociedad no debería de ser causa de lucha, desde el ego, desde el miedo, para exigir derechos. Este es un enfoque equivocado, desde un arquetipo del ego, cuando no se ve el verdadero propósito. El observador debe elegir a cada momento entre el arquetipo de luchador, del ego y del miedo, y el arquetipo de cuidador, que también es de creador, de su propósito, que es lo que lo llena de amor.
 
El artista que es comunicador de los dictados de los sentimientos del ego, que en definitiva son dictados del miedo, vive con un propósito equivocado. No atiende a su alma, a la CONCIENCIA, si de su obra no emana amor, como de un volcán.
 
El propósito del artista, desde la bondad, la verdad y la belleza, debe ser observar y crear para comunicar, viviendo en constante comunicación con su alma, con la CONCIENCIA.
 
Mi propósito y tu propósito es el propósito de la CONCIENCIA.
 
Si te emociona el recuerdo, el amor, de algo que hacías, vuelve a hacerlo. Ahora lo transformarás en arte.
-   Ernesto Oñate


Abstracción de la comprensión
 
Apariencia:
Es el aspecto o parecer exterior de cualquier realidad.
 
Al Impresionismo le importa plasmar la luz y el instante. Se desentiende de la realidad que proyecta la luz. La identidad de las cosas queda indefinida, supeditada a la impresión visual. Su principal instrumento es el color; experimenta el valor relativo de cualquier color, condicionado a los colores que lo rodean. A partir de la Escuela de Barbizon, el artista busca su propia libertad para representar lo que ve, lo que le impresiona o lo que le motiva a disfrutar haciendo arte.
 
En Pont-Aven, Gauguin aconseja a Sérusier en una de las salidas a pintar al aire libre: “¿Cómo ve usted ese árbol?, ¿es verde?, pues ponga verde, el verde más bello de su paleta. Y esa sombra, ¿más bien azul?, no tema, píntela tan azul como sea posible”.
 
Concepción:
Es formar la idea de algo o un designio en la mente. Es comprender algo, encontrarle justificación y razón de ser, comenzar a sentir afecto o pasión por alguna idea.
 
Mi obra trata de ser concepción de la realidad. Materializa los conceptos que definen esencialmente y diferencialmente la realidad, abstrayendo el concepto a límites de simbología, y evoluciona a una materialización de conceptos de esa realidad abstracta a la que los sentidos no tienen acceso.
 
-   Ernesto Oñate


Abstracción de la idea
 
Concepto:
Es la idea que concibe o forma el entendimiento.
Es la representación mental asociada a un significante lingüístico.
 
El arte conceptual pretendió demostrar que se podía crear arte sin necesidad del objeto artístico real; que la experiencia artística es posible sin que medie la realidad objetual. Sustituye el goce inmediato derivado de la contemplación por la comprensión y el juicio reflexivo. La obra física se concibe como documentación de la verdadera obra de arte, la idea, la experiencia, la reflexión o el concepto.
 
Kusuth dice: “Las obras de arte conceptuales son proposiciones analíticas que presentan las intenciones del artista”.
 
Mente:
Es el conjunto de actividades y procesos psíquicos de carácter cognitivo.
Es la potencia o capacidad intelectual del alma, que engloba designios, percepción, consciencia, pensamientos, memoria, imaginación, propósitos, juicios y voluntad.
 
Mi obra, materializa los conceptos que definen esencialmente y diferencialmente la realidad, abstrayendo el concepto a límites de simbología, y evoluciona a una materialización de conceptos de esa realidad abstracta a la que los sentidos no tienen acceso. Trata de comunicar qualia que emocionen en una comprensión de la idea que se percibe desde el silencio, cuando los significantes lingüísticos compartidos no son suficientes; en la convicción de que los qualia inefables son los que determinan el lenguaje del arte.

-   Ernesto Oñate


Abstracción de la realidad

Consciencia:
Es el acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.
Es la capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella.
Es el conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
Es el conocimiento reflexivo de las cosas percibidas.

El cubismo supera la representación fiel de la realidad para representar lo que se sabe de ella, es decir, los rasgos esenciales y diferenciales que la definen. Picasso explicó su modo de ver el arte: “Todos sabemos que el arte no es la verdad. Es una mentira que nos hace ver la verdad, al menos aquella que nos es dado comprender. El artista debe saber el modo de convencer a los demás de la verdad de sus mentiras… Con el arte expresamos nuestro concepto de lo que no es la naturaleza… Y desde el punto de vista del arte no hay formas concretas y abstractas: sólo hay formas que son mentiras más o menos convincentes. Es indiscutible que tales mentiras son necesarias para nuestra mente, pues a través de ellas formamos nuestro punto de vista estético de la vida.”

Conciencia:
Es la actividad mental del propio sujeto que permite sentirse presente en el mundo y en la realidad.
Es el conocimiento de la realidad que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios.

Mi obra trata de expresar la realidad desde el silencio de la conciencia. Materializa los conceptos que definen esencialmente y diferencialmente la realidad, abstrayendo el concepto a límites de simbología, y evoluciona a una materialización de conceptos de esa realidad abstracta a la que los sentidos no tienen acceso.

-   Ernesto Oñate


Abstracción del entendimiento

Formalismo:
Es la tendencia a seguir rigurosamente las normas formales establecidas. Paradigma, doctrina o norma que se apoya en convenciones.

El Informalismo, en su conjunto, es fundamentalmente una búsqueda de nuevos lenguajes, en transgresión a través de nuevas formas, nuevos signos y nuevos materiales, que den soporte y expresión a unas ideas dentro de la Corriente Existencialista del momento. Es expresión mediante la experimentación, o quizá, experimentación de la expresión, que también utiliza el automatismo psíquico como el Surrealismo y el Expresionismo Abstracto, contemporáneo y que se desarrolla en diversas corrientes , como la Pintura Matérica, la Gestual, el Tachismo o el Espacialismo. Aunque “informal” se refiere a un arte “sin forma”, sin embargo, es una transgresión que no rompe deliberadamente con el concepto formal y funcional del objeto artístico. El medio de expresión principal continúa siendo a través de cuadros de formatos convencionales en el mercado del arte.

Designio:
Es el pensamiento, o propósito del entendimiento, aceptado por la voluntad.

Mi obra, materializa los conceptos que definen esencialmente y diferencialmente la realidad, abstrayendo el concepto a límites de simbología, y evoluciona a una materialización de conceptos de esa realidad abstracta a la que los sentidos no tienen acceso. No hay transgresión per se, la forma está en función de la expresión de la abstracción de la idea, sin más entendimiento que los conceptos que sirven a la propia obra.

-   Ernesto Oñate


Arte conceptual, un relato parcial del concepto.
 
El arte o la obra de arte deben contemplarse, desde una concepción holística, con mucha más amplitud que las reducciones a las que llegan las diferentes visiones del llamado comúnmente Arte Conceptual.
Kosuth, en 1969, dice: La estética no tiene, conceptualmente, la menor importancia para el arte.
Kosuth, asumiendo las ideas de Duchamp, las resumía diciendo: La única tarea para un artista de nuestro tiempo es investigar la naturaleza del mismo arte.
La concepción del arte fue cuestionada originalmente por Duchamp con los ready-made, cambiando su enfoque, de la forma del lenguaje a lo que se dice. Esto supuso que Duchamp cambió la naturaleza del arte, de una cuestión de morfología a una función. Este cambio, de la apariencia a la concepción, supone el origen de lo que después sería el arte conceptual, aunque la realidad es que, a partir de este cuestionamiento de Duchamp, toda obra de arte adquiere una vertiente fundamental, la conceptual.
LeWitt decía: “En el arte conceptual la idea o concepto es el aspecto más importante de la obra”, “Toda la planificación y decisiones se hacen por adelantado y la ejecución es un asunto rutinario. La idea se convierte en la máquina que hace arte”. El arte conceptual, desde esta visión amplia, es una concepción del arte estrechamente vinculada a la filosofía.
Ante esta concepción del arte y su función, la estética llega a perder toda su importancia para dar relevancia al contenido conceptual a través de un enfoque puramente lingüístico. Hasta llegar a extremos, como el grupo Art & Language, de utilizar exclusivamente la impresión sobre papel para formalizar las obras de arte.
Rosenberg decía en Arte y palabras: “No es exagerado decir que hoy en día los cuadros se ven con los oídos”, dando sentido a que lo fundamental en la experiencia de la comunicación en el arte es lo que la obra dice o expresa.
Cuando analizamos el concepto global de forma holística; incluyendo los conceptos voluntad del artista, imaginación, deseo creador, impulso del alma, Conciencia, intuición, inspiración, emoción desde el silencio, comunicación inefable, consciencia y experiencia personal; la idea, como trabajo del filósofo y como planificación mental, se queda acotada en unos parámetros muy reducidos en la amplitud del concepto holístico del arte.
 
-   Ernesto Oñate


El concepto de arte conceptual
Himno de la Alegría, cuarto movimiento de la Sinfonía nº 9 de Beethoven, inspirado en Oda a la Alegría, poema de Friedrich Schiller, es un canto por la hermandad de los hombres hacia un mundo de libertad para el bien común. Este es el concepto de la obra, muy grande, sin duda. Beethoven escribió su partitura comprendiendo en la cabeza las melodías, los ritmos, los acordes..., las armonías de cada una de sus notas. Hasta aquí, la idea, la función, las instrucciones,… el/los concepto/s. A continuación la música,… el sonido. Se convierte en arte cada vez que alguien la escucha y su alma se embarga por los ideales que transmite mediante una lluvia de notas que progresa entusiasmando al espectador hasta calarle los huesos.  Una experiencia que se basa fundamentalmente en qualia de armonías.
¿En qué se queda la música, sin el sonido? ¿Dónde está la posibilidad de que mi alma se embargue ante la obra de arte que se limita al enunciado, sin composición? ¿En unas instrucciones? ¿Dónde está la posibilidad de comunicación de esos qualia inefables que ponen la piel de gallina?
Dalí solía decir, con mofa: “Esto que he hecho ni sé lo que es, pero está lleno de significado”. Ni la obra de arte es el significado, ni hay arte sin significado.
El meme de internet es la expresión o manifestación de una idea o concepto mediante cualquier tipo de medio virtual. La estética no tiene, conceptualmente, la menor importancia para el meme. Esto sitúa al meme y al arte conceptual en conceptos coincidentes, con la única diferencia de que el arte conceptual no queda enmarcado en los medios virtuales.
 
-   Ernesto Oñate


¿Abstracto o conceptual?
 
Conocer:
Es experimentar o sentir algo.
Es averiguar por el ejercicio de las facultades intelectuales la naturaleza, cualidades y relaciones de las cosas.
Es percibir el objeto como distinto de todo lo que no es él.
 
Entender:
Es tener idea clara de algo, conociéndolo y sabiéndolo con perfección.
 
Comprender:
Es alcanzar o penetrar algo, abarcándolo y entendiéndolo.
 
Sentir:
Es experimentar sensaciones producidas por causas externas o internas.
 
Epifenómeno:
Es el fenómeno accesorio que acompaña el fenómeno principal y que no tiene influencia sobre él.
 
Los epifenómenos nos llevan a conocer otras realidades, desviando nuestra atención de la posibilidad de entender la esencia de la causa de la realidad que verdaderamente deseamos comprender
 
Poner la atención en cómo es una pluma nos desvía la concentración en la comprensión del concepto de volar.
 
Wasili Kandinsky, entre 1910 y 1914, con sus Impresiones, Improvisaciones y Composiciones, y posteriormente en la Bauhaus; y el movimiento De Stilj, con Theo van Doesburg, Bart van der Leck y Piet Mondrian, desde 1917, experimentan y teorizan sobre lenguajes plásticos que superando la figuración y la simbología se adentran en la expresividad fundamentada en lo abstracto de las formas y los colores.
 
Se ha pasado de representar, mediante simbología, ideas y conceptos abstractos como la alegría, a experimentar la representación de esos conceptos no materiales mediante conceptos plásticos abstractos, líneas, formas y colores. Se ha iniciado la búsqueda de lenguajes plásticos abstractos para comunicar ideas y conceptos abstractos.
 
El arte ha dado un giro, deshaciéndose de la necesidad de la simbología y la figuración, hacia la materialización plástica de lo abstracto para, más allá de comunicar una idea o un concepto, hacerlo sentir. El arte plástico, en este aspecto esencial, imita a la música.
 
Cuando tratamos de representar de forma plástica ideas o conceptos no materiales (como la alegría), solo es posible una representación abstracta o utilizar una simbología. Y, ¡claro!, cualquier intención de representación de una realidad material lleva consigo un grado de abstracción. Y también de simbología, que en definitiva es abstracción.
 
El Ave Fénix es la simbología del vuelo de una realidad que muere hacia otra nueva que nace o da a luz. Y más allá, mediante la abstracción de ese símbolo, las formas, los materiales y sus texturas tratan de transmitir y hacer sentir esa transformación de ruptura entre la muerte y el dar a luz. Mediante la abstracción se pretende ir, más allá de contar unos sentimientos, a emocionar y hacer sentir.
 
En la simbología, las formas que definen el símbolo y el propio símbolo son epifenómenos. En la representación abstracta también todo lo material, formas, colores, materiales y texturas, son epifenómenos; lo principal es la idea que se transmite y se comprende.
 
¿Por qué el llamado arte conceptual necesita de explicaciones e instrucciones para ser entendido? Opino que aspira a ser entendido, no a ser comprendido. Se queda en lo mental sin llegar al intelecto.
 
Cuando la obra artística trata de comunicar una emoción, la simbología y la representación figurativa conducen a la percepción de lo anecdótico, de epifenómenos, desviando la atención de la esencia del concepto que se desea comunicar, de las sensaciones y sentimientos que se desean transmitir, de las emociones que se desean contagiar; desapareciendo cualquier posibilidad de que al espectador le embargue la esencia de la idea.
 
De Stilj, Mondrian y Kandinsky pasaron de representar ideas y conceptos abstractos mediante simbología, a representar esos conceptos esencialmente abstractos mediante representaciones plásticas abstractas, es decir, con formas abstractas capaces de comunicar y hacer sentir esos conceptos. Este es el verdadero arte conceptual, el que tiene como objetivo transmitir conceptos sin valerse de la objetividad, de la simbología y de la representación figurativa.
 
En la realización del verdadero arte, el que embarga los sentidos, confluyen imaginación, intuición e inspiración y en el resultado se percibe la MAGIA que lo ha hecho realidad. Cuando no es así se percibe el esfuerzo infructuoso y baldío.

-   Ernesto Oñate


El privilegio de ser creador

Nada es comparable al acto de crear.
 
El artista se sabe en el privilegio de la responsabilidad de ser creador.
 
El artista, al enfrentarse a la creación, pone su voluntad en compartir lo que cree que sabe, tal como lo siente, en cada momento de la creación. Asume la responsabilidad del líder desde la humildad de saber que solo debe de contar con su intuición para imaginar y recibir la inspiración que lleva a su obra a posibilidades que desconoce, que no sabe.
 
El artista sabe que en proporción al amor que sienta por su obra, por la idea que desea transmitir, será su inspiración y el gozo de ir imaginándola paso a paso, de verla evolucionar acercándose a su ideal: un deseo sin forma ni posible descripción previa.
 
Para Sol LeWitt: “En el arte conceptual la idea o concepto es el aspecto más importante de la obra… Toda la planificación y decisiones se hacen por adelantado y la ejecución es un asunto rutinario. La idea se convierte en la máquina que hace arte”.
 
Joseph Kosuth dice, en Arte después de la filosofía, que “la estética no tiene la menor importancia para el arte” y resumiendo a Duchamp dice que “la única tarea para un artista de nuestro tiempo es investigar la naturaleza del arte mismo”. El grupo Art & Languaje se posiciona en el valor de la idea experimentando con formas de expresión que son objetos-respuesta del filósofo, en los que el artista ha estado ausente, sin posibilidad de que participe. Están, ya no en el valor de la idea, sino en el valor del ingenio para expresar la idea, olvidando que crear arte es un acto de generosidad, de amor, que nada tiene que ver con el ingenio de su ego.
 
El deseo de crear es el deseo de transmitir una idea, un concepto, que incluso puede que no sea posible explicar con palabras, o puede ser el deseo de provocar un sentimiento o contagiar una emoción. La idea o el concepto, que son previos al objeto sensible, también pueden ser fruto de la inspiración, cuando se aborda un tema racionalmente. Claro, racionalmente, con la imaginación, la inspiración puede marcar las pautas de la creación, con gran definición. Pero si a partir de aquí desaparece el creador y todo queda en una solución rutinaria bajo el dictado de la memoria, no hay arte, solo hay un mensaje de un filósofo inspirado. La idea inspirada es la semilla de la obra artística.
 
Es a continuación cuando comienza el acto creador de la obra artística, la creación del objeto sensible, que se compone de materia y también de lenguaje. La materia, hecha de formas, colores y texturas, es el soporte del lenguaje. El lenguaje creado y usado con anterioridad es necesario para que sea descifrable lo que se pretende transmitir, pero aún no tenemos eso que posibilita que el arte ocurra. El lenguaje necesita evolucionar con cada obra, para ser propio y particular de la obra. Esta es la diferencia que puede dar lugar a que el arte suceda y que suceda irrepetibles veces a lo largo del tiempo, y sea el atributo que convierta al objeto en arte imperecedero.
 
El artista comparte lo que siente y lo que cree. Comparte, desde su alma, experiencias, conocimientos y sensaciones; da a los demás aquello que le llega en exclusiva. Crea arte con su lenguaje, puesto al servicio de la idea y se sabe en el privilegio de la responsabilidad de ser creador.

-   Ernesto Oñate


El espacio del artista

Reflexioné mucho entonces sobre las aventuras de la selva y, a mi vez, logré trazar con un lápiz de color mi primer dibujo. Mi dibujo número 1. (…)
Mostré mi obra maestra a las personas grandes y les pregunté si mi dibujo les asustaba.
Me contestaron: “¿Por qué habrá de asustar un sombrero?”.
Mi dibujo no representaba un sombrero. Representaba una serpiente boa que digería un elefante. Dibujé entonces el interior de la serpiente boa a fin de que las personas grandes pudiesen comprender. Siempre necesitan explicaciones. Mi dibujo número 2. (…)
Las personas grandes me aconsejaron que dejara a un lado los dibujos de serpientes boas abiertas o cerradas y que me interesara un poco más en la geografía, la historia, el cálculo y la gramática. Así fue como, a la edad de seis años, abandoné una magnífica carrera de pintor. Estaba desalentado por el fracaso de mi dibujo número 1y de mi dibujo número 2. Las personas grandes nunca comprenden nada por sí solas, y es agotador para los niños tener que darles siempre y siempre explicaciones. (El Principito, Antoine de Saint-Exupéry).

A Gaudí se le atribuye la cita: La obra de arte debe ser seductora y si por ser demasiado original se pierde la cualidad de la seducción, ya no hay obra de arte.

La rosa es rosa antes de estar en el florero…
cuando está en el florero,
es la rosa la que le da sentido al florero.

Lo nuevo suele ser rechazado al principio. Cuando surge algo nuevo, en un lugar alejado, de alguien desconocido, en un momento inesperado, descontextualizado de lo establecido y con visión diferente al rumbo de los acontecimientos presentes, se rechaza o simplemente no se le da importancia. Este suele ser el inicio de todo lo que después es alabado con desmesura; como si la importancia fuera de quién lo descubre, de quién decide considerarlo entre lo admitido o de quien le concede su beneplácito y su espacio.

Eres importante estés donde estés…
Y seguro que habrá un sitio y un momento
que será importante porque tú estés allí.
Sí, gracias a los floreros las rosas son tan apreciadas.

-   Ernesto Oñate

<<<   Leer más conversaciones   >>>

Regreso al contenido