Serie SINGULARES - Ernesto Oñate

Vaya al Contenido
Serie SINGULARES
2021
ABSTRACT WALL ART  »
Abstracción simbólica
«La naturaleza es más pródiga y fecunda que la imaginación humana.»


Amor por lo diferente, amor por las diferencias.
Deseo de conocer, deseo de conocerte.
Respeto a ti, respeto a él.
Amistad, convivencia, cooperación,…
conceptos entre un primer nivel materialista y un segundo nivel, el de los valores.


Pez endémico del Hoyo del Diablo, en el Parque Nacional del Valle de la Muerte.

Cyprinodon diabolis
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
319,7 x 134,8 x 4,5 cm
51,6 Kg
Entusiasmo, el arte sucede
El entusiasmo es emoción que nos saca de un estado reflexivo y tranquilo, conmovidos generalmente por un impulso desconocido hacia la bondad, la verdad o hacia lo bello.
Entusiasmo, desde el nivel de la percepción, es la exaltación y fogosidad del ánimo, excitado por algo que cautiva o causa admiración.
¿Has vivido la emoción de encontrar una flor en un paisaje árido y desértico?
Entusiasmo, desde el nivel de los sentimientos, es la adhesión fervorosa a un ideal, que mueve a favorecer una causa o empeño.
¿Has vivido la emoción de compartir el momento en que tu deportista favorito consigue un triunfo?
El entusiasmo da lugar a sentimientos de euforia, deleite, expectación, alegría, optimismo, satisfacción, reafirmación y bienestar.
Entusiasmo, soplo interior de Dios, desde el nivel del silencio, es la inspiración divina, arrobamiento, furor y arrebato en la creación artística.
En el silencio, es la búsqueda de la belleza, el interés que guía cualquier tema que se aborda en la creación. Guiada por la intuición, la imaginación espera el soplo divino de la inspiración para crear con entusiasmo en mensaje fascinante y emocionante, al que llamamos arte.
...
-   Ernesto Oñate


Globalización significa que nada es independiente a nosotros,
que ya somos parte de los infinitos ecosistemas de nuestro planeta, nuestra casa común.
Ya, todo necesita de nuestro cuidado para que todo perdure.
Ya, es cuestión de nuestra responsabilidad, individual y social, la supervivencia de cada ecosistema.
Ya, debemos tomar conciencia y ser conscientes de nuestro liderazgo individual para ser creadores de vida y cuidadores de la vida de cada ser.


Iguana marina, reptil endémico de las islas Galápagos.

Amblyrhynchus cristatus
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
312,4 x 48,3 x 6,5 cm
24,4 Kg
De la inspiración a la belleza
La inspiración es el movimiento del Deseo Creador, que llega e ilumina; es la ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura; es el estímulo que anima la labor creadora en el arte o la ciencia; es la luz interior, que procede del alma, que anima la intención y la voluntad para crear.
De la abstracción lírica de Kandinsky al action painting de Jackson Pollock, y de las teorías del Neoplasticismo al Expresionismo surrealista del grupo CoBrA, todos esos procedimientos, todos esos resultados, son frutos de la inspiración.
La esencia de esa comunicación a la que llamamos arte reside no en la materia, ni en las formas, ni en los colores, sino en las relaciones entre las materias, entre las formas, entre los colores, en los contrastes y armonías que resultan al ponerlos en relación y darles significado, como signos o símbolos tan abstractos como la música o formas figurativas explícitas o con cualquier grado de abstracción. Son relaciones que suceden en un vacío explicativo que está en un nivel diferente a la percepción sensorial. Sucede ajeno al recuerdo, al pasado y al futuro; pertenece únicamente al AHORA, al estar presente en el ahora.
La belleza, atributo emocional del arte, la constituyen a su vez atributos que suceden en el estar presente, en el vacío explicativo y subjetivo que nos es causa de emoción.
...
-   Ernesto Oñate


La resiliencia da lugar a la singularidad.


Árbol endémico de las Islas Canarias.

Dracaena draco
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
252,7 x 346,1 x 4,5 cm
66,1 Kg
Armonía, la clave del arte
Vassily Kandinsky dice: "El arte es comunicar y armonizar con el alma humana mediante el uso correcto de colores y/o formas". Y Georg Christoph Lichtenberg dice: "Con un gran número de trazos desordenados es fácil configurar un paisaje, pero con sonidos desordenados no se compone música alguna".
Armonía, es la proporción y correspondencia de unas cosas con otras en el conjunto que componen. En música es la unión y combinación de sonidos simultáneos y diferentes pero acordes.
En una composición plástica, armonía es la bien concertada distribución y grata variedad de los elementos que componen un conjunto, de sus medidas y de los espacios que conforman entre ellos y en su entorno.
James McNeil Whistler afirmó: “El arte es la ciencia de la belleza”, convencido de que el arte debe centrarse en la armonía de colores, se le ve como un precursor del arte abstracto. Quería crear un arte basado en las leyes específicas de la composición, en la que domina el dibujo, como experiencia estética pura, afirmando “Art happens”. Su obra Nocturno en negro y oro (1874) nos atrae y nos atrapa en un diálogo sin palabras; nuestra mirada se distrae en un ir y venir, de detalle en detalle, reconociendo ritmos escondidos, que nos lleva a componer nuestra propia música, salpicada de notas sobre un silencio absoluto.
Tanto en la música como en las artes plásticas, las armonías de la composición nos fascinan y atrapan en el entusiasmo del deseo de comprensión. Es la emoción que eleva nuestro espíritu, conmovidos por un impulso desconocido, al deleite de la bondad, la verdad y la belleza.
El entusiasmo desemboca en un sentimiento de felicidad, cuyo recuerdo nos conducirá a desear revivirlo participando nuevamente en su expectación.
...
-   Ernesto Oñate


La mente es de la consciencia, la intuición de la conciencia.
La intuición te da la libertad de un pájaro.
La experiencia es una jaula de la que se sale poniendo atención a la intuición.


Pinzón azul de Gran Canaria, pájaro endémico de la isla Gran Canaria.

Fringilla polatzeki
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
358,7 x 147,1 x 4,5 cm
58,9 Kg
El alma del pájaro
La inspiración es la respuesta del alma a un deseo instintivo.
...
El pájaro construye su nido por instinto.
Su instinto surge de su alma.
...
Vuela por intuición.
Encuentra comida por intuición.
Su intuición es una brújula que surge de su alma.
...
Su plumaje surgió como consecuencia del deseo de su instinto.
Evoluciona el color de su plumaje por deseo de su instinto, inspiración.
Se adapta a los cambios de su ecosistema por  inspiración.
...
La resiliencia es respuesta del alma, inspiración.
...
Evolucionamos como respuesta a deseos intuitivos.
...
«Tú eres tu instinto».
...
-   Ernesto Oñate


Arte, sintaxis inefable
Morris Weitz decía que: “Es imposible establecer cualquier tipo de criterios del arte que sean necesarios y suficientes; por lo tanto, cualquier teoría del arte es una imposibilidad lógica, y no simplemente algo que sea difícil de obtener en la práctica”; que una cualidad intrínseca de la creatividad artística es que siempre produce nuevas formas y objetos, por lo que: “Las condiciones del arte no pueden establecerse nunca de antemano”; y que: “El supuesto básico de que el arte pueda ser tema de cualquier definición, realista o verdadera, es falso”. Afirmó que al preguntar: “¿qué es arte?, se está haciendo una pregunta mal planteada por ser imprecisa, que la pregunta adecuada es: ¿qué tipo de concepto es el arte?, para poder llegar a la conclusión de que el arte es un concepto abierto, que atiende a consideraciones distintas, según las perspectivas desde las que se considera".
Duchamp en su definición “Arte es la idea” pone en valor al filósofo.
Max Dvorák en su definición “El arte es un estilo”, señala que la visión del lenguaje artístico ha de estar más allá de unas reglas, abierta a un estilo creador; que el estilo es lo que permanece en un lenguaje que evoluciona continuamente para renovarse con cada nueva idea a exponer.
Jean Dubuffet en su definición: “El arte es la novedad” alude al carácter efímero de la emoción ante la percepción del mensaje.
Damien Hirst afirmó: Una obra de arte es buena cuando doblas la esquina y dices: ¡Joder! ¿Qué es eso?”. Condición necesaria, pero no suficiente.
Cada obra de arte crea su propia sintaxis. Sintaxis de formas, de espacios, de materias, de colores, de texturas, de luces, de sonidos,…
En el descubrimiento de la sintaxis de la obra tiene su origen la fascinación. La emoción es resultado de la combinación de esa fascinación con la aprehensión de la idea, que siendo propia del espectador, también la encuentra en la obra, expresada de forma sorprendente, nueva, que la eleva a un nivel inesperado, motivando complacencia por su belleza, verdad y bondad, (cualidades subjetivas).
El arte se fundamenta en el lenguaje que evoluciona en cada obra nueva, manteniendo el estilo de su autor, creando una nueva sintaxis, inédita, intrínseca de la obra, que su autor la desarrolla conforme va creando la obra, como parte de la esencia de la inspiración.
La idea, del filósofo, es previa a la de inspiración y creación del mensaje que conforma la obra. El filósofo inspirado le da forma a la idea, en su concepto abstracto, creando el contenido del mensaje.
La obra de arte es el mensaje conformado para fascinar en un primer instante, y así propiciar y dar lugar a que la idea establezca conexión con el conocimiento del espectador,  en un flujo continuo de percepción y comprensión, en el que la novedad emociona.
La novedad, en la obra de arte, se fundamenta en qualia que, por sus propios atributos de novedad, son inefables.
...
-   Ernesto Oñate


La verdadera libertad más que un valor material, es un valor de un nivel más elevado,
el del encuentro con el conocimiento de la libertad para elegir nuestros propios sentimientos,
con independencia de las reacciones reflejo de realidades que percibimos por nuestros sentidos.


Lince ibérico, mamífero carnívoro endémico de la península ibérica.

Linx pardinus
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
235,5 x 216,7 x 4,5 cm
56,6 Kg
Idea, diseño y qualia

Piero Manzoni materializó la máxima de Kurt Schwitters, «Todo lo que escupe el artista es arte», en 90 latas de Mierda de artista. En sus vertientes como filósofo y diseñador, su obra es oportuna y está contextualizada en la máxima «Arte es la idea». En su vertiente como artista, simplemente construye desde su ego, inarmonías de transgresión y lucha.
 
Ojalá el artista pudiera estar en una inspiración continua e ininterrumpida, aunque son, también, las interrupciones de mediocridad y de vulgaridad las que animan al artista a volver, incansablemente, a conectar con su alma, para interpretar con su ayuda lo incomprensible del desorden humano. Por supuesto, cuando el artista escupe no está creando arte; más bien, escupe porque deja de ser artista, cuando se deja atrapar por el desorden.
 
Como «Tres personas Divinas, Padre, Hijo y Espíritu Santo», la obra de arte además de la propia creación, lo material, la constituyen la trinidad, idea, diseño y qualia.

Poner en valor una obra de arte, conlleva situarla cronológicamente, es decir fecharla y contextualizarla en un ámbito.
 
Picasso dice: «Para mí no hay en el arte ni pasado ni futuro. Si una obra de arte no puede vivir siempre en el presente no se la debe tomar en consideración».
 
Los qualia atraen, fascinan, emocionan y despiertan sentimientos que nada tienen que ver con su cronología, con la novedad, o con la oportunidad de su idea, la contextualización.
 
Los qualia son el susurro, la fragancia o el aroma, el matiz de la luz, el sabor ácido o dulce y la suavidad de la brisa, percepciones conceptualizadas que deleitan los sentidos, o sus opuestos. Y además son armonía o inarmonías, como la música o el ruido, que cuando no es posible conceptualizarlas, percepciones subjetivas, son como el Espíritu Santo, el amor, el arte.
 
El artista, filósofo y diseñador, como el Creador, Padre e Hijo, infunde la Divinidad con el amor, el Espíritu Santo, llenando su obra con qualia de armonías.

Es un proceso intuitivo, apartado de los razonamientos del ego, en el que el espíritu del artista se deja llevar por la inspiración, en un flujo mágico que emociona al artista imbuido en el proceso de la creación, que toma giros insospechados, apareciendo los qualia que dan lugar al arte. Siendo el propio artista el primero en gozar de la experiencia del arte durante la creación.
...
-   Ernesto Oñate


Por encima del nivel de la realidad materialista hay un segundo nivel,
el del encuentro con los valores de la amistad, la empatía, la compasión,…


Árbol baobab endémico de Madagascar.

Adansonia grandidieri
Noviembre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
213,8 x 329,6 x 4,5 cm
32,0 Kg
El futuro se construye ahora
Necesitamos saber que el futuro se construye ahora, con nuestra imaginación, ahora, asumiendo la realidad que deseamos ahora.
Hemos ladeado nuestra imaginación de enemigos al otro lado de las fronteras; ahora construimos espacios de cooperación y de libre mercado. Nos hemos desecho del miedo a guerras comprometiéndonos con la paz allí en donde aún perduran.
Ahora, necesitamos saber que a este enemigo invisible, que mata atacándonos desde nuestras propias relaciones sociales, laborales y familiares, no se le hace frente desde paradigmas anacrónicos.
El miedo y la mediocridad instalada en nuestra sociedad necesitan de líderes VISIONARIOS, creadores de futuro, CONSTRUCTORES, que eleven su consciencia, por encima de la vulgaridad, para imaginar y crear un futuro seguro, el bienestar que todos deseamos.
Sí, claro que aún es necesario un Ministerio de Defensa, como también es imprescindible un Ministerio de Sanidad. Igual que después de conocer la rueda y de usar la maleta durante muchos siglos, para viajar en avión hemos tenido que inventar la maleta con ruedas; ahora quizá sea el momento de inventar el Ministerio de Defensa de la Salud.
Sí, el futuro se construye ahora, con imaginación, con voluntad para mantener una fe inquebrantable en la asunción de nuestro bienestar.
...
-   Ernesto Oñate


Etnia americana que habita en la amazonia.

Aido pai I
Octubre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
200 x 68 x 4,5 cm
8,6 Kg
Aido pai II
Octubre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
200 x 89 x 4,5 cm
9,3 Kg
Ahora, ¡este es el tiempo de que disponemos!
Yo también digo que es el amor lo que mueve el mundo.
Podemos recordar el pasado. Debería de ser con amor para comprender los errores y los aciertos.
Podemos pensar, imaginar, el futuro. Podemos ver infinitas posibilidades. Deberíamos de ser conscientes de que el miedo está ahí, cuando pensamos en lo incierto del futuro. Deberíamos de ser conscientes de que son pensamientos que nos pueden dominar o los podemos dominar; es una cuestión de voluntad.
Sin embargo, ladeando los recuerdos y la imaginación, que no son tiempo, nos queda la verdadera dimensión del tiempo, el AHORA.
Ahora, podemos estar en los recuerdos, en el miedo o podemos construir el futuro. Seamos conscientes, solo podemos hacerlo AHORA, ¡este es el tiempo de que disponemos!
No podemos amar en el pasado, ni tampoco en el futuro. Podemos recordar el pasado, dejar que el miedo se meta en nuestras cabezas o amar ahora, construir ahora.
El tiempo, tal como lo define la física, es una magnitud para definir la velocidad de desplazamiento de los objetos en el espacio. Bien, de lo que debemos ser conscientes es que únicamente podemos movernos ahora.
No movernos no es opción, pues la vida es movimiento. Luego vivir más es movernos más. Vivir más, no es el tiempo que empleamos en la vida, sino el recorrido que hacemos en la vida. El tiempo mide lo lentos o lo veloces que somos y la longitud de la vida es el recorrido.
AHORA, ¡es el tiempo de que disponemos!
Recordar no lleva a nada nuevo, no es construir, no es vivir, no es amar (sólo se puede amar ahora). Cuando un niño nace es todo amor, energía pura para mover el mundo, ¡claro, por eso carece de memoria! ¡Qué casualidad!
Imaginar es el gran poder de los CREADORES. Los creadores se imaginan AHORA sus deseos, asumen AHORA lo que imaginan y viven AHORA en la realidad que imaginan, construyéndola. Así es como todos, de niños, comenzamos a andar.
Nacemos CREADORES, todos. Pensar con miedo nos fue haciendo lentos, parándonos, quitándonos la vida. Midiendo el tiempo, parados, no vivimos y cuando ya solo en nuestros pensamientos hay recuerdos, llegamos al final de nuestro trayecto. ¡Por qué hemos decidido no movernos más! ¡Por qué decidimos no imaginar más, no crear más y dejamos de ser lo que verdaderamente somos CREADORES!
Recordar, debería ser una profesión para personas que se instruyan (y se entrenen, como los deportistas) en la facultad de amar, los HISTORIADORES. Sin duda, el deporte es un buen hobby, que nos da vida. Sin duda, recordar es un hobby que nos quita la vida.
Vivir, tampoco es introducirnos en un bucle, rápido, acelerado, que nos mantiene en un automatismo involuntario y enajenados, mirando catálogos, paisajes, sucesos… Vivir es estar presentes en el AHORA, en las experiencias de nuestras relaciones con el mundo, experimentando el amor en todas sus facetas, la belleza en todas sus facetas, la salud en todas sus facetas, la abundancia de nuestro planeta en todas sus facetas…
Una cámara de fotos de 108 megapíxeles está muy bien si no nos roba el presente para hacer recuerdos para el futuro. Podemos ser conscientes de que es un maravilloso instrumento de comunicación, para compartir emociones, belleza, abundancia, amor en definitiva, y vivir el presente sin perdernos nada pensando que lo hemos guardado en una foto. Una foto es vida si es comunicación, no lo es si es un recuerdo. Los recuerdos debemos dejarlos para los profesionales, y vivir.
La mediocridad detesta a los visionarios, habla de convivencia pero la armonía les es ajena, no la ven, sus sentidos no son sensibles a eso, que tampoco entienden, ni se paran a querer comprender, ¡así es la vulgaridad! Igualmente son ajenos a la sabiduría innata e intuitiva de los niños, porque la preocupación por el miedo nos hizo volver la espalda a un valioso atributo del amor, la intuición, el conocimiento que emana del corazón.
 
El miedo y la mediocridad instalada en nuestra sociedad necesitan de líderes VISIONARIOS, creadores de futuro, CONSTRUCTORES que eleven su consciencia, por encima de la vulgaridad, para imaginar y crear un futuro con ARMONÍA.
 
AHORA, tenemos un gran presente, LA DEMOCRACIA. Que no la encontramos mirando fotos, que no es un atributo de bondad del pasado, aunque la miremos en  millones de fotos que nos desunen, que nos acusan, que nos amenazan, ¡qué paradoja!
 
LA DEMOCRACIA es nuestro marco de vida en armonía para vivir en el AHORA. Sí, el futuro se construye ahora, con imaginación, con voluntad para mantener una fe inquebrantable en la asunción de nuestro bienestar, que se sustenta en la ARMONÍA, en leyes para la convivencia en un marco al que debemos abrir los ojos, LA DEMOCRACIA.
...
-   Ernesto Oñate


Aido pai III
Octubre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
113,5 x 200 x 4,5 cm
13,9 Kg
Percepción, sentimiento, emoción, silencio
"El arte es el lenguaje que habla al alma de las cosas que para ella significan el pan cotidiano, y que sólo puede obtener de esta forma" (De lo espiritual en el arte, Wassily Kandinsky).
Las cosas son cosas cuando les ponemos nombre. Entendemos por cosificar a convertir algo abstracto, mediante un proceso de concreción, en algo preciso, determinado y sin vaguedad, con exclusión de cuanto pueda serle extraño o accesorio, considerándolo en sí mismo y en oposición a lo abstracto.
Podemos distinguir un DO de violín, de un DO de piano o de un DO de flauta, porque esa nota en cada uno de los instrumentos tiene una presión sonora diferente. Es algo diferenciado en sí mismo y cuantificable. Pertenece al nivel de lo cuantificable, es decir, se puede expresar numéricamente su magnitud. Es el primer nivel, el de la materia, transformable en energía, y de la energía, transformable en materia. Es el nivel en el que Einstein formuló que la energía de un cuerpo en reposo es igual a su masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado. Es el nivel de la percepción. Mediante nuestros cinco sentidos podemos percibir el sabor a melón, el color rojo de una amapola y su forma, el sonido de las olas del mar, el frío de un cubito de hielo o el olor del humo. Este es el nivel del hallazgo de las cosas y el del razonamiento.
En un DO-RE-MI de violín hay algo que es igual al DO-RE-MI del piano y de la flauta, las relaciones entre las notas. Es el segundo nivel, en el que las relaciones no mensurables, entre materias y energías, adquieren valor. Es el nivel de los sentimientos, en el que las cosas nos gustan o nos desagradan, en el que sentimos atracción o temor. El susurro de un manantial nos atrae, el aullido de las fieras nos causa temor. Es el nivel en el que queremos predecir el mañana utilizando como patrón las experiencias conocidas. Es el nivel de los sentimientos reflejo de las percepciones. En este nivel está el ego y el apego a las cosas. Se sustenta arraigado en paradigmas personales. Y éste es también el nivel del encuentro con los sentimientos de unicidad, el de la amistad, el de la ternura, el de la compasión.
El tercer nivel, uno puede comprenderlo, pero no explicarlo. En la música también aparecen silencios entre las notas, breves o que se alargan. Que tienen entidad, por sí solos, en el contexto en que se dan. Es el tercer nivel, el de la emoción, una alteración del ánimo intensa y pasajera, que crea un interés expectante. En este nivel se participa en el acontecimiento, uno se convierte en cocreador de esa realidad. Desaparecen los dos niveles  anteriores y la emoción se sustenta en el vacío. Este es el nivel de los qualia, inefables y por tanto sin nombre, experiencias personales e intransferibles, que solo existen en el instante del ahora, que no pueden permanecer en la memoria porque son inefables para nosotros mismos. Este es el nivel del verdadero arte, donde sucede la emoción, el nivel en donde no valen los lenguajes usados para experimentar lo inefable; donde cada espectador experimenta sus propios qualia latentes en la obra de arte. En este nivel ha desaparecido el ego y el apego a las cosas. Su recuerdo conduce inexorablemente al segundo nivel, el de los sentimientos, como consecuencia, que perduran en el tiempo. El poder de la emoción radica en crear un sentimiento capaz de cuestionar los paradigmas.
El cuarto nivel no existe, ES. Es el silencio, uno puede verse a sí mismo, separado de las emociones. En el silencio, uno puede ver la música, las formas, el color; es el estado de la creación; donde todo es reflejo de uno mismo. Aquí nada existe y todo puede ser creado para ser experimentado. En este estado uno se da a sí mismo. Es la posibilidad de estar estando, AHORA, para ser siendo.
La música tiene el poder de reproducir y transmitir, con solo siete notas, todos los sentimientos. Y contiene una energía capaz de hacer participar al espectador en las emociones más sublimes. Sólo necesitas tener oídos para que tu corazón se acople al ritmo; a partir de ahí la melodía te envolverá en una atmósfera que respirarás necesariamente y participarás de emociones que no sabrás contar.
Cuando el arte plástico participa de cualidades inherentes a la música, se convierte en música. Es la obra que fascina como el ritmo de la música y a continuación te eleva a participar y experimentar emociones que irremediablemente querrías contar como si fuesen recuerdos de un paisaje conmovedor. Sin embargo el arte sucede, como la lluvia, un amanecer, un arco iris o un eclipse, instantes que se viven en el ahora con qualia siempre diferentes y que cada uno de nosotros vivimos de forma diferente, participando de forma diferente, cocreadores desde nuestro propio silencio.
...
-   Ernesto Oñate


Aido pai IV
Octubre 2020
Maderas de Pao Ferro, Wengué y Palo Rojo.
200 x 86,9 x 4,5 cm
13,0 Kg
Existe lo que tú sientes
La intuición: es eso que te indujo a succionar la leche de tu madre y que fue tu primer acto voluntario; es eso que hace que los gorriones encontrarán las migas de pan que un día decidirás dejar en el alfeizar de tu ventana e intuición es eso que guía tu imaginación.
Sí, eso que intuyes es el secreto que solamente puedes descubrir escuchándote a ti mismo. Estás en lo cierto, en el camino a conocer lo que eres y descubrir que cada sentimiento es origen de una realidad. Y que no puedes dejar de sentir.
Ahora: puedes sentirte solo, sentir miedo o sentirte feliz.
Sentirte solo significa que te reconoces y te comprendes como el único responsable de ti, es decir, de tus sentimientos.
Sentirte feliz es comprender que tú puedes decidir qué sientes y desear cual ha de ser tu próximo sentimiento.
Sentir miedo, no es sentirte a ti, es sentir algo ajeno a ti, un sentimiento opuesto a tu verdadera naturaleza.
Sí, eso que intuyes es tu verdadera naturaleza, es el secreto que solamente puedes descubrir escuchándote a ti mismo. Eso que sientes es lo que eres; y eso que intuyes que puedes sentir también es tu verdadera naturaleza.
Ahora puedes sonreír y llamarle “MAGIA”.
Ahora puedes dejar volar tu imaginación, dejarte llevar por tu intuición o decidir quedarte en tu estado de confort. Pero recuerda que no puedes dejar de sentir y, por tanto, tu estado de confort te mantiene en un círculo vicioso de sentimientos y realidades.
Los sentimientos preceden a todo lo demás. Mediante tu imaginación puedes sentir tus deseos y estos serán realidad a continuación. Este es el secreto.
Tu MAGIA es tu imaginación, sostenida en tu voluntad de sentir, para mantenerte en la fe que dará lugar a la realidad que deseas.
MAGIA es eso que encierra una semilla de roble: un roble, un robledal e infinitos robledales.
...
 -   Ernesto Oñate


Regreso al contenido