Art Installation - Ernesto Oñate

Vaya al Contenido

6 ART INSTALLATION
La obra de arte es el mensaje conformado para fascinar en un primer instante, y así propiciar y dar lugar a que la idea establezca conexión con el conocimiento del espectador,  en un flujo continuo de percepción y comprensión, en el que la novedad emociona.

La novedad, en la obra de arte, se fundamenta en qualia que, por sus propios atributos de novedad, son inefables.


Las obras de esta serie sugieren la búsqueda de otras realidades con emociones añadidas a las de la primera apariencia de lo real.
Las sombras proyectadas desde diferentes direcciones forman parte de la obra.


Conversaciones
sobre arte, comunicación y #conciencia


Más allá de la inspiración, la magia
 
TODO comienza en el deseo de crear.
TODO es expresión del deseo.
La vida es expresión en continuo movimiento.
La expresión es el síntoma, señal o indicio, de la vida.

TODO comienza con el deseo de crear.
La idea se presenta en el horizonte como una montaña impresionante; un ochomil que llama a ser escalado por todas sus caras a la vez.
Una experiencia que contar, una emoción que transmitir, un pensamiento que compartir.
La búsqueda de la expresión, de la armonía y de la emoción.
La adecuación a la función: la expresión experimentando los límites de la funcionalidad y la armonía ordenando las magnitudes.
Recorrer todas las vertientes a la vez es un ejercicio de intuición emocionante y divertida.
Me emociona lo nuevo, la sorpresa de un detalle inesperado que es pura inspiración.
El reconocimiento de la inspiración me inunda de gratitud y desata una respiración profunda que me hace sentir lleno de vida.

TODO comienza con el deseo de crear, desde cero, desde la esencia del concepto.
Aparece la INSPIRACIÓN:
Aprehender un concepto y fusionarlo en el deseo.
Evolucionar la idea en una búsqueda de complejidad completa.
En la esencia: ARMONÍA, simplicidad y perfección.
En el espíritu: experimentar lo diferente, desde lo diferente y con lo diferente.
Los límites: la funcionalidad.
La meta: un objeto QUE ME EMOCIONA.

TODO comienza con el deseo de crear, comunicar y ser útil.
Este deseo hace sentirme lleno de vida.

La creatividad es la predisposición a recibir la inspiración capaz de desarrollar una idea que previamente se formula como un deseo que nace del amor por mejorar nuestro mundo.

La imaginación produce la semilla de la creación, y en conexión con el Deseo Creador da lugar a todo lo que ES.

La intuición es conocimiento Creador en estado puro, sin memoria ni razonamiento. Es conocimiento sin mediación de la razón.

La inspiración es el movimiento del Deseo Creador, que Llega e ilumina; es la ilustración o movimiento sobrenatural que Dios comunica a la criatura; es el estímulo que anima la labor creadora en el arte o la ciencia; es la luz interior, que procede del alma, que anima la intención y la voluntad para crear.

TODO comienza en el deseo de crear, que pone en marcha la maquinaria de la imaginación y es imbuido por la verdadera fuerza motriz, el amor, cuando aparece la inspiración.
A partir de esos acontecimientos es la intuición la mejor compañera del viaje. La experiencia es el camino andado y un buen vehículo es el diseño para analizar, experimentar y concretar la creación final.
Amo el diseño, la experiencia de abstraerme en los parámetros y las reglas que impongo para un juego concreto, en busca de complejidad desde una esencia original simple, que me permite desarrollar una armonía rica y divertida y llegar a un resultado que pueda ser comprendido y sirva como vehículo del mensaje que lleva implícito, pues realmente éste es el fin que lo mueve todo.
Sí, también a veces es la pura intuición la que me lleva a finales armoniosos y llenos de belleza y no necesito más que dejarme llevar por los impulsos de la intuición.

A veces sucede algo más, “chas”, la magia. Aparece un detalle que no ha sido pensado ni buscado, y que tampoco ha sido el dictado de la inspiración; la mano del artista no ha sido guiada a tal fin. En ese momento el artista deja de ser el creador y es solo observador.
Más allá de la inspiración, otra mente ha intervenido en la obra. El observador comprende que la obra no podría prescindir de ese detalle y desde la admiración permite que la obra le exprese los qualia que todavía hay por descubrir, pues la obra contiene más pensamiento que el buscado en la imaginación, que el descubierto con intuición y que el plasmado por la mano que se ha dejado llevar por la inspiración en ese proceso de entusiasmo que es la creación, comprensión paso a paso.
A continuación agradecimiento, porque el artista sabe que eso es magia.

-   Ernesto Oñate

<<<   Leer más conversaciones   >>>

Regreso al contenido