Trilogía EUROPA - Ernesto Oñate

Vaya al Contenido

Trilogía EUROPA

Trilogía EUROPA
Inspirada en “Estatua de la Libertad”, de Andy Warhol (1962).



La diversidad y la integración como leitmotiv,
desde un profundo convencimiento de que lo distinto enriquece.
“Lo deferente enriquece, sorprende y enamora”.

Obras de evolución transversal
Tres obras de evolución transversal de NOW EUROPE que se enriquecen con la implementación de nuevos conceptos.

“Liberté, égalité, fratecnité”,
lema de la República francesa que tuvo su origen en el transcurso de la Revolución francesa.

NOW LIBERTÉ

Octubre 2018

Materiales:
·         Madera maciza de Palo Ferro, Wengué y Palo Rojo.
Medidas:
·         240 x 68,6 x 73 cm.


NOW ÉGALITÉ

Octubre 2018

Materiales:
·         Madera maciza de Palo Ferro, Wengué y Palo Rojo.
Medidas:
·         240 x 50 x 73 cm.


NOW FRATERNITÉ

Octubre 2018

Materiales:
·         Madera maciza de Palo Ferro, Wengué y Palo Rojo.
Medidas de la mesa:
·         240 x 50 x 73 cm.

Obra que precede en la evolución transversal
  Conversaciones

Entrar en el espíritu de la obra
y la función del artista
1.       Entrar en el espíritu de la obra
El espíritu es aquello que da vida y movimiento a la obra, es la causa de la obra en sí.
El pensamiento del autor, su ilusión, sus sentimientos es lo que da lugar a la ejecución de la obra, a la creación, y sin esto, sin la necesidad de comunicar, de expresar un sentimiento no hubiera sido realizada.
Cuando entramos en la idea que hace surgir la obra es cuando podemos experimentar el gozo y el beneficio que nos puede conferir.
Si no podemos entrar en el espíritu de la obra no tiene sentido para nosotros. Para disfrutarla y apreciarla debemos compartir la actitud mental de su creador.
Si no podemos entrar en el espíritu de la obra, está muerta en lo que respecta a nosotros. Pero si entramos, compartimos esa misma cualidad de vida que la hizo realidad.
2.       La experiencia del lenguaje POP
El POP ART utiliza las imágenes, las técnicas y fundamentalmente el lenguaje de los medios de masas, y lo hace su propio lenguaje; que se enriquece de forma abrumadora por la gran cantidad de artistas que se suman con improntas propias tan diversas como sus orígenes.
Esta riqueza que también lo es en visiones personales, en intencionalidades y en experiencias da como resultado (entre otros) un re direccionamiento a los temas clásicos como el paisaje, el bodegón, el retrato, el desnudo o el relato histórico.
Y es el propio lenguaje POP el que se convierte en un mito por encima de los llamados “mitos del POP”.
 
3.       La función del artista
La función primordial del artista es encontrar un nuevo lenguaje, actual, para volver a comunicar conceptos eternos. Encontrar la imagen que cause sorpresa, que despierte de nuevo el interés y reinicie la reflexión sobre conceptos que son eternos pero se presentan como un nuevo espectáculo sorprendente. Su función es encontrar la fórmula nueva que revitalice y renueve los lenguajes que quedan ineficaces, por manidos y gastados; que han perdido su potencial de sorpresa y por tanto su capacidad de espectáculo y han dejado de ser eficaces para despertar el interés y por tanto su posibilidad de ser vía de comunicación de cualquier concepto.
Que un nuevo lenguaje es bueno, lo confirma el tiempo cuando es recogido y utilizado por otros artistas o por otros medios. A priori, un lenguaje es bueno si se da la posibilidad de que llame la atención del espectador, lo atraiga y le haga situarse en la interrogación ¿de qué me hablas? Y a continuación le permite entrar en su espíritu.
También, un lenguaje cargado de una impronta personal, puede ser ineficaz para otros artistas, porque si la obra deja entrever falta de originalidad en el lenguaje, se presupone falta de originalidad también en el mensaje; y no hay posibilidad de espectáculo.
Por tanto, lo que la obra cuenta, su argumento, es secundario desde la cuestión de si es arte o no. El argumento aunque forma parte del espectáculo, no es el espectáculo. Al fin y al cabo los temas, los conceptos que se transmiten son eternos y lo que dirime la cuestión, lo importante, es si despierta emoción, si hay espectáculo: el lenguaje.
No es el espíritu que le ha dado vida y movimiento a la obra, lo que la eleva a la categoría de arte, si no el lenguaje utilizado, que le ha permitido ser espectáculo en un momento dado.
- Ernesto Oñate

Regreso al contenido