Experience Space Art - Ernesto Oñate

Vaya al Contenido

EXPERIENCE SPACE ART
La intención de la obra artística es captar la atención del espectador al verse inmerso en un espacio extraño, que lo conduce a emociones inesperadas provocadas únicamente por el propio espacio, de tal manera que las percepciones normales de los sentidos queden atenuadas ante la inquietud por comprender las sensaciones que conlleva la percepción espacial.
La obra pretende provocar en el espectador emociones inefables como consecuencia de la percepción de un especio que lo sorprende, condicionando los sentimientos en el transcurso de la experiencia.




Necesitamos saber que podemos caminar sobre el agua.
Necesitamos saber lo que deseamos y vivir con la asunción del paradigma de la realidad de nuestros deseos, de todos...
Sí, podemos caminar sobre el agua. (Caminar sobre el agua).

“El hombre ha de morir para nacer de nuevo”.


Hoy, me parece necesario un liderazgo, desde el arte y desde la individualidad, en el camino a recorrer hacia la globalización armónica de nuestro planeta, nuestra casa... (Liderar desde el arte).






Nuevos valores para un una nueva realidad, en la que el bien común, la persona, la vida en sociedad y el planeta se cuiden con amor.
1830: Liberté, égalité et fraternité
2020: #conciencia, #humanidad y #diversidad.


Traspasando el velo llamado Era de la Comunicación, encontramos  la verdadera realidad: un mundo global, un planeta esperando ser armonizado con imaginación y un camino hacia una GLOBALIZACIÓN ARMÓNICA. (Arte para una GLOBALIZACIÓN ARMÓNICA).
Conversaciones
sobre arte, comunicación y #conciencia


Arte conceptual, un relato parcial del concepto.
 
El arte o la obra de arte deben contemplarse, desde una concepción holística, con mucha más amplitud que las reducciones a las que llegan las diferentes visiones del llamado comúnmente Arte Conceptual.
Kosuth, en 1969, dice: La estética no tiene, conceptualmente, la menor importancia para el arte.
Kosuth, asumiendo las ideas de Duchamp, las resumía diciendo: La única tarea para un artista de nuestro tiempo es investigar la naturaleza del mismo arte.
La concepción del arte fue cuestionada originalmente por Duchamp con los ready-made, cambiando su enfoque, de la forma del lenguaje a lo que se dice. Esto supuso que Duchamp cambió la naturaleza del arte, de una cuestión de morfología a una función. Este cambio, de la apariencia a la concepción, supone el origen de lo que después sería el arte conceptual, aunque la realidad es que, a partir de este cuestionamiento de Duchamp, toda obra de arte adquiere una vertiente fundamental, la conceptual.
LeWitt decía: “En el arte conceptual la idea o concepto es el aspecto más importante de la obra”, “Toda la planificación y decisiones se hacen por adelantado y la ejecución es un asunto rutinario. La idea se convierte en la máquina que hace arte”. El arte conceptual, desde esta visión amplia, es una concepción del arte estrechamente vinculada a la filosofía.
Ante esta concepción del arte y su función, la estética llega a perder toda su importancia para dar relevancia al contenido conceptual a través de un enfoque puramente lingüístico. Hasta llegar a extremos, como el grupo Art & Language, de utilizar exclusivamente la impresión sobre papel para formalizar las obras de arte.
Rosenberg decía en Arte y palabras: “No es exagerado decir que hoy en día los cuadros se ven con los oídos”, dando sentido a que lo fundamental en la experiencia de la comunicación en el arte es lo que la obra dice o expresa.
Cuando analizamos el concepto global de forma holística; incluyendo los conceptos voluntad del artista, imaginación, deseo creador, impulso del alma, Conciencia, intuición, inspiración, emoción desde el silencio, comunicación inefable, consciencia y experiencia personal; la idea, como trabajo del filósofo y como planificación mental, se queda acotada en unos parámetros muy reducidos en la amplitud del concepto holístico del arte.
 
-   Ernesto Oñate


El concepto de arte conceptual
Himno de la Alegría, cuarto movimiento de la Sinfonía nº 9 de Beethoven, inspirado en Oda a la Alegría, poema de Friedrich Schiller, es un canto por la hermandad de los hombres hacia un mundo de libertad para el bien común. Este es el concepto de la obra, muy grande, sin duda. Beethoven escribió su partitura comprendiendo en la cabeza las melodías, los ritmos, los acordes..., las armonías de cada una de sus notas. Hasta aquí, la idea, la función, las instrucciones,… el/los concepto/s. A continuación la música,… el sonido. Se convierte en arte cada vez que alguien la escucha y su alma se embarga por los ideales que transmite mediante una lluvia de notas que progresa entusiasmando al espectador hasta calarle los huesos.  Una experiencia que se basa fundamentalmente en qualia de armonías.
¿En qué se queda la música, sin el sonido? ¿Dónde está la posibilidad de que mi alma se embargue ante la obra de arte que se limita al enunciado, sin composición? ¿En unas instrucciones? ¿Dónde está la posibilidad de comunicación de esos qualia inefables que ponen la piel de gallina?
Dalí solía decir, con mofa: “Esto que he hecho ni sé lo que es, pero está lleno de significado”. Ni la obra de arte es el significado, ni hay arte sin significado.
El meme de internet es la expresión o manifestación de una idea o concepto mediante cualquier tipo de medio virtual. La estética no tiene, conceptualmente, la menor importancia para el meme. Esto sitúa al meme y al arte conceptual en conceptos coincidentes, con la única diferencia de que el arte conceptual no queda enmarcado en los medios virtuales.
 
-   Ernesto Oñate


Fascinar y embargar
Fascinar: es atraer irresistiblemente.
Embargar: dicho de los sentidos y potencias del alma: es suspender o paralizar a alguien.
Comprender algo de nuestro mundo nos da la posibilidad de mejorarlo.
El arte utiliza lenguajes fascinadores para las ideas transformadoras que mejoran nuestro mundo.
La emoción es una sensibilización de la conciencia y esta es el objetivo del mensaje.
Nada es más espiritual que la alegría. Las armonías componen belleza, que es el mejor vestido para la verdad; y causa, siempre, de alegría al elevar el espíritu.
El artista necesita evolucionar su lenguaje continuamente para encontrar nuevas armonías para embargar. Sí el artista no evolucionara su lenguaje, su arte, estaría muerto.
Así, el arte es un lenguaje compuesto de armonías con capacidad de fascinar y cuya finalidad es embargar, para que la idea o concepto que ha de comprenderse penetre el alma del espectador.
En la experiencia de saborear un melocotón, ¿hasta dónde llega el marco conceptual  y cómo es de inefable esa experiencia?
El arte es comunicación mediante experiencia directa. Cualquier intención de explicación o reproducción por medios diferentes a la experiencia directa es insuficiente.
El arte es una experiencia comunicativa en la que los qualia que cada espectador interpreta son intransferibles por ningún otro medio.
Este atributo del arte no invalida ninguna de las definiciones del arte o de lo que es arte.
“Arte es el estilo.” (Max Dvorák).
“Arte es todo aquello que los hombres llaman arte.” (Dino Formaggio).
“Arte es la idea”. (Marcel Duchamp).
“Arte es la mentira que nos ayuda a ver la verdad”. (Pablo Picasso).
Cada una de esas definiciones se ajusta, en el momento de ser expuestas, a perspectivas que, por muy inauditas que fuesen, también  fueron oportunas e enriquecedoras para el concepto arte.
Seguiremos re-definiendo que es el arte o el concepto arte, infinitamente, y siempre permanecerá que es comunicación inefable para el alma, hecho de lenguajes siempre renovados para fascinar y embargar.
 
-   Ernesto Oñate

<<<   Leer más conversaciones   >>>

Regreso al contenido